miércoles, 15 de abril de 2009

EL PEDIDO DE MANO de Antón Chéjov

Una soledad desmesurada y una pronunciada hipocondría arrastran a Iván Vasílievich Lómov hasta la casa de su vecino lindante Stepán Stepánovich Chubukov, en busca de su consentimiento para una boda por demás protocolar con su joven hija, Natalia Stepánovna.
El contacto entre los miembros de las dos familias no soporta mucho dentro de un marco razonable y cae inevitablemente bajo las premisas de un oscuro y problemático pasado de relaciones familiares turbulentas, secretos compartidos y tabúes aristocráticos.
Los tres personajes vagan solos en su egoísmo y su mezquino interés personal, visualizando la situación como un tablero de enfrentamiento donde nada interesa más que dar por terminada rápidamente la situación y volver a la frialdad y la comodidad de un completo desinterés.
Iván busca una absurda compañía para su enfermiza mente que no deja de conspirar contra él mismo; Stepán busca la inmediata separación del último resto de su familia y Natalia, el nexo y elemento que satisface a los dos, busca callar sus concentradas pasiones de mujer joven.
Una buena síntesis de las miserias, miedos y comodidades que llevan al ser humano a repetirse hasta el hartazgo en el mismo caldo fangoso de irresolubilidad, confusión, doble filo y mediocridad.

Actúan: Luis Gómez, Mariana Liria Mazzeo y Martín Ribot
Vestuario: María Sol Pérez Aldazábal
Iluminación: Javier Di Benedictis
Sonido y música original: Ezequiel Tedesco
Asistencia técnica: Julián Pérez Aldazábal y Sergio Salgado
Asistencia general: Gladys Aguirre y Carolina Rossi
Dirección: Evangelina Tedesco

1 comentario:

  1. gracias por el argumento :-) muy bueno, ahora si entiendo la obra ;-D

    ResponderEliminar